Fertilización en Clínica La Pequeña Familia

Un sueño cumplido: Ser padres

Cuando a veces los sueños parecen no hacerse realidad, sucede que si uno los desea fuertemente sí pueden lograrse.

Es el caso de Silvana y Martín que tenían el sueño de ser padres, pero para lograrlo la vida los sorprendió con varios obstáculos que debieron superar y demostrar que no se daban por vencidos fácilmente. Su sueño era más fuerte que cada evento negativo que tuvieron que experimentar durante algunos años.

Todo comenzó cuando en el 2011 a Martín le diagnosticaron un cáncer testicular, y tuvo que someterse a una intervención quirúrgica. Teniendo en cuenta las posibles secuelas, decidió congelar espermas. Tras esta primera recuperación, con Silvana decidieron realizar tratamientos de fertilidad en Buenos Aires, que no tuvieron éxito en dos oportunidades y perdieron los embarazos.

En el año 2015, Martín sufrió una recaída y debió someterse nuevamente a radioterapias y quimioterapia por su enfermedad oncológica que fue tratada por el Dr. Sarobe y su equipo, en nuestra institución.

Unos nuevos estudios arrojaron como resultado, azoospermia (ausencia de espermatozoides). Aún así, no se daban por vencidos, y a finales del 2018 realizaron una consulta con la Dra. Carolina López - staff del Servicio de Obstetricia y especialista en Fertilidad de la Clínica - para consultar por un tratamiento de espermodonación. Al realizarle los estudios genéticos a Silvana, se halló que ella - por su edad - tampoco tenía una buena reserva ovárica (el reloj biológico fue corriendo, ahora Silvana tenía más de 40 años)  y otra vez la vida los ponía frente a un nuevo obstáculo.

Dra. Carolina López

Servicio de Obstetricia

Especialista en Fertilidad

Sin embargo, ellos seguían firmes con su deseo. Es así, donde la posibilidad de un tratamiento de espermodonación y ovodonación parecía ser la esperanza para hacer posible el sueño.

Acompañados en todo momento, tanto por su cobertura médica como por la Dra. Carolina López, emprendieron el camino que los llevaría a cumplir su sueño.

Después de varios pasos (se preparó el endometrio de Silvana y se coordinó la estimulación con la donante) se le transfirieron dos embriones, implantaron ambos, y la noticia de ser padres esta vez se hacía más fuerte y segura.

Silvana cursó un embarazo gemelar saludable y el 01 de agosto, día de la Pachamama y en medio de la pandemia por el Covid-19, la vida finalmente les cumplió el sueño. Matteo y Sara llegaron para darles todo el amor. la felicidad y la familia que siempre soñaron tener.

Ambos bebés estuvieron un par de días internados en nuestra Neo hasta tener el peso adecuado para poder ir a casa, pero están muy bien de salud.

Hoy Martín y Silvana disfrutan de su familia. Nosotros disfrutamos de poder contar historias como estas.